Reiki

Qué es el Reiki

En esencia el Reiki es una técnica japonesa de sanación que permite activar los procesos curativos naturales del cuerpo y restaurar el bienestar físico y emocional. Se lo realiza a través de la imposición de manos en la que el terapeuta transmite y canaliza energía vital al paciente logrando equilibrar su organismo.

“Reiki” es un vocablo japonés, constituído por dos términos: REI que significa “universal” y KI que significa energía, entendiéndolo en contexto como la energía vital universal.

El Reiki tiene sus inicios en la medicina oriental, basando sus técnicas en la teoría hinduista sobre los Chakras, que explican los estados de salud de los seres humanos. Según esta teoría, el mal funcionamiento o bloqueo de uno o varios Chakras sería lo que causa o agrava el mal estado de salud dando lugar a enfermedades y trastornos

Con el Reiki logramos un equilibrio en todos los niveles:

    • Físico: consigue mejoría en enfermedades, lesiones, dolencias, metabolismo.
    • Emocional: problemas conductuales o sentimentales.
    • Mental: hábitos nocivos, adicciones, estrés, insomnio, ansiedad.
    • Espiritual: brinda paz, recobra la armonía, logra el equilibrio.

El Reiki se dirige a la raíz del problema o desequilibrio, actuando en profundidad y logrando que el patrón de conducta o causa que ha creado el malestar, se manifieste y se logre la sanación.

También nos ayuda al crecimiento personal y a la expansión de nuestra conciencia.

¿Qué son los chakras?

Los chakras son los puntos energéticos inmensurables (no medibles) que gobiernan nuestro cuerpo al mismo tiempo que regulan la absorción, acumulación, transformación y distribución de la energía por nuestro organismo.

El funcionamiento de los chakras refleja las decisiones que tomamos al reaccionar ante las circunstancias de nuestra vida. Abrimos y cerramos estas válvulas cuando decidimos qué pensar y qué sentir.

Cuando se ha producido un bloqueo de un chakra por motivos físicos, emocionales o mentales, el cuerpo puede enfermar. El Reiki armoniza y “limpia” cada chakra a fin de que la energía puede volver a fluir correctamente y logre una sanación.

El Reiki es una técnica no agresiva, dado que el paciente no experimenta dolor ni su cuerpo es manipulado.

El Reiki actualmente se ha expandido siendo conocido y aceptado mundialmente, llegando a ser oficialmente reconocido y recomendado* por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como medicina complementaria  por sus resultados positivos. Es aprovechado ampliamente en hospitales de los Estados Unidos, Reino Unido, España, Suiza, Japón, China y muchos otros países como terapia para mejorar la condición de los pacientes, facilitando el trabajo de los médicos.

Recuerda que el Reiki no debe reemplazar a los tratamientos médicos, debe ser usado como un complemento y una forma de mantenerte saludable.

La terapia Reiki puede ser recibida por todos los seres vivos: adultos que se encuentren sanos o no, adolescentes, niños, bebés o mujeres embarazadas. Es interesante resaltar que también lo pueden recibir animales y plantas.

 

Cita del documento “Normative Guidelines on Pain Management (Geneva, June 2007 Report Prepared by: Prof. Neeta Kumar.)”

We should recommend the non-drug modalities for example pyschological and rehabilitation approaches (physiotherapy), holistic procedures like herbal therapy, acupuncture, faith based treatment, reiki and jugizu, music-therapy, arts and dramatization in play-acting other distraction techniques may be used in the treatment of all pain patients.