Energía

12 Leyes del Karma

Karma. Es la palabra sánscrita para “acción”. Uno puede pensar en el karma como el equivalente espiritual de la Ley de Newton acerca del Movimiento: “Para cada acción hay una reacción igual pero en sentido contrario”. Básicamente, cuando liberamos una fuerza negativa en pensamiento, palabra o acción, esa energía volverá a nosotros.

Sin embargo, el karma no está destinado a ser un castigo. Está presente por el bien del aprendizaje. ¿Cómo alguien puede aprender a ser una buena persona si nunca se le ha enseñado que la acción dañina es incorrecta? Una persona sólo sufre si ha creado las condiciones para sufrir.

El karma es un concepto algo abstracto para muchos de nosotros. Hay mucha información confusa sobre este tema no religioso – información que es innecesaria. Por lo tanto, pensé que sería útil compartir cierta información para ayudar a solidificar el concepto.

Gandhi lo explicó de una manera simple pero profunda:

“Un hombre no es sino el producto de sus pensamientos. Se convierte en lo que piensa.”

Ahora que hemos establecido un entendimiento básico del karma, echemos un vistazo a sus 12 leyes

  1. La Gran Ley
  • “Lo que siembras, cosechas.” También conocida como la “Ley de Causa y Efecto”.
  • Para recibir felicidad, paz, amor y amistad, uno debe SER feliz, pacífico, amoroso, y un verdadero amigo.
  • Todo lo que uno ponga en el universo volverá a si mismo.
  1. La Ley de la Creación
  • La vida requiere nuestra participación en ella. No sucede por sí misma.
  • Somos uno con el universo, tanto por dentro como por fuera.
  • Todo lo que nos rodea nos da pistas sobre nuestro estado interior.
  • Rodéate y crea lo que quieres tener en tu vida y sé tú mismo.
  1. La Ley de Humildad
  • Hay que aceptar algo para cambiarlo. Dicho de otra forma; lo que te niegas a aceptar, te va a seguir ocurriendo
  • Si todo lo que uno ve en otro, es un enemigo o un rasgo de carácter negativo, entonces no puedes concentrarte en un nivel superior de existencia.
  1. La Ley del Crecimiento
  • “Dondequiera que vayas, siempre estarás tu.”
  • Somos nosotros los que debemos cambiar y no la gente, los lugares o las cosas que nos rodean. Si queremos crecer espiritualmente.
  • Todo lo que damos, somos nosotros mismos. Eso es lo único sobre lo cual tenemos control.
  • Cuando cambiamos nuestro interior, nuestras vidas siguen el ejemplo y cambian también.
  1. La Ley de Responsabilidad
  • Si pasa algo malo en la vida, hay algo malo en ti.
  • Reflejamos lo que nos rodea, y lo que nos rodea nos refleja; esto es una verdad universal.
  • Uno debe asumir la responsabilidad de lo que pasa en su vida.
  1. La ley de la conexión
  • La más pequeña o aparentemente menos importante de las cosas debe hacerse porque todo en el universo está conectado.
  • Cada paso conduce al siguiente paso y así sucesivamente.
  • Alguien debe hacer el trabajo inicial para que alguien pueda terminarlo.
  • Ni el primer paso ni el último son de mayor importancia. Ambos son necesarios para llevar a cabo la tarea.
  • Pasado, presente y futuro están conectados.
  1. La Ley de Enfoque
  • Uno no puede pensar en dos cosas al mismo tiempo.
  • Si nuestro enfoque está en los valores espirituales, no es posible que tengamos pensamientos inferiores como codicia o ira.
  1. La Ley de Dar y de la Hospitalidad
  • Si uno cree que algo es verdad, entonces en algún momento de su vida serán llamados a demostrar esa verdad.
  • Aquí es donde uno pone en práctica lo que afirma haber aprendido.
  1. La ley del aquí y ahora
  • Uno no puede estar en el aquí y el ahora si está mirando hacia atrás para examinar lo que era o hacia adelante preocupándose por el futuro.
  • Pensamientos antiguos, viejos patrones de conducta y viejos sueños nos impiden tener nuevos.
  1. La Ley del Cambio
  • La historia se repite hasta que aprendemos las lecciones que necesitamos para cambiar nuestro camino.
  1. La Ley de Paciencia y Recompensa
  • Toda recompensa requiere esfuerzo inicial.
  • Recompensas de valor duradero requieren trabajo paciente y persistente.
  • La verdadera alegría viene de hacer lo que se supone que uno debe hacer, y saber que la recompensa vendrá en su debido tiempo.
  1. La Ley de Importancia e Inspiración
  • El verdadero valor de algo es el resultado directo de la energía y la intención que se pone en el.
  • Toda contribución personal es también una contribución al Todo.
  • Las contribuciones mediocres no tienen ningún impacto en el Todo, ni trabajan para cambiarlo, se anulan entre ellas.
  • Las contribuciones desinteresadas y con amor traen vida e inspiran al Todo.

El Karma es la ley de causa y efecto, una ley inquebrantable del cosmos. Tus acciones crean tu futuro. La razón por la que tu destino nunca está sellado es porque tienes libre albedrío. Por lo tanto, tu futuro no puede estar ya escrito. Eso no sería justo. La vida te da oportunidades. Esta es uno de ellas. – The Tree of Awakening